LA RUINA DEL ACUEDUCTO DE RIEGOS DE LEVANTE EL PATRIMONIO ILICITANO POR LOS SUELOS

El acueducto de 1923 construido en Elche y situado bajo el puente de la Generalitat cae cascote a cascote, piedra a piedra al suelo si no se toman medidas urgentes.

Una enorme grieta longitudinal separa la estructura superior donde se encuentra el tubo de riego, de la inferior donde se encuentran las columnas de arco estructurales.

La construcción es patrimonio arquitectónico de la ciudad de Elche bajo la custodia de su ayuntamiento y por extensión también de la Comunidad Valenciana, a la vez forma parte de las obras de canalización de Riegos de Levante.

Este proyecto pertenece a los ingenieros José María Serra y Alonso del Real datado en 1917 como parte de un plan global de elevación y suministro de aguas, para lo cual se crea la Real Compañía de Riegos de Levante y la Sociedad Eléctrica de Almadenes, tanto para construir la infraestructura de suministro, como para dotarla de energía eléctrica necesaria para su elevación.

Actualmente Riegos de Levante suministra por el acueducto agua para el riego, por lo que sigue utilizándose para el fin para el que se construyó.

Por otro lado la construcción forma parte del patrimonio material de edificaciones y construcciones protegidas, con la denominación de Puente Acueducto de Riegos Levante “Pont dels Gitanos”.

Por tal motivo si la construcción está en debilidad estructural y en consecuencia peligra su integridad, se debe considerar su rehabilitación desde dos puntos de vista, en uno de ellos la cuestión de que este elemento pertenece al patrimonio material y el otro punto de vista el funcional, pues forma parte de la red de canalizaciones de Riegos de Levante.

Hay más cuestiones preocupantes que se plantean ante la posible caída de bloques de la estructura, y son relativas a la seguridad ciudadana, puesto que en el interior de los arcos duermen en ocasiones personas indigentes; también numerosos jóvenes y adolescentes eligen la zona, pasean por las inmediaciones, juegan y hacen deporte, éstos no solo atraviesan los arcos, sino que se quedan a hablar, intercambiar mensajes con el móvil y a pasar la mañana o la tarde en el lugar.

Riegos de levante a mediados del año pasado colocó algunas vallas para que la ciudadanía no pasara por la zona del acueducto fracturado, pero a fecha de hoy las vallas están en el suelo al menos la mayoría de ellas y ya no protegen de nada a los viandantes.

Fotografía portada: Manoli Ortiz / AFPRESS

Álbum Fotográfico:

Fotografía Retrospectiva:

Fuente: Ministerio de Cultura y Archivo Municipal Elche

Características de la Obra y Datos Históricos:

A comienzos del siglo XX y dentro de aquellos intentos regeneracionistas de progreso en las diferentes áreas económicas, se presta especial atención al riego y a las canalizaciones en zonas siempre deprimidas por las sequías continuas. Además de las pioneras y conocidas compañías de El Porvenir o El Progreso, deseosas de rentabilizar terrenos baldíos o eriales alicantinos se pone en marcha el proyecto del ingenieroJosé María Serra y Alonso del Real en 1.917 con mayores pretensiones que los anteriores. El plan ideado se basaba en la elevación de aguas, tanto del río Segura como de algunos cauces de avenamiento en la desembocadura de su colector. Para llevarlo a cabo, se constituyó la Real Compañía de Riegos de Levante y la Sociedad Eléctrica de Almadenes, con el fin de crear la infraestructura hidráulica necesaria y dotar las nuevas instalaciones de la energía precisa para su funcionamiento. El propio desarrollo tecnológico de aquellos años permitió la ampliación de los espacios de regadío, bien en el Vinalopó así como en ambas márgenes del río Segura donde Riegos de Levante diseñó un ambicioso proyecto de regadío que incluía terrenos situados en ambas márgenes del río. Para la margen izquierda consiguió tres concesiones de aguas sobrantes. Dos de ellas fueron obtenidas en 1918 y 1922, para elevar un total de 5100 l/s de los caudales del Segura. La tercera aprovechaba los excedentes de aguas de la red de drenaje de la huerta tradicional, cuya dotación, dada en 1919, ascendía a 2500 l/s de aguas muertas de los azarbes. Con estos aportes hídricos se concibió un amplio plan de puesta en riego, que abarcaba unos 60 km de longitud desde el secano septentrional de Orihuela hasta El Campello.

Entre las estructuras de canalización que aún quedan en Elche, destaca por su singularidad y belleza este acueducto sobre el río Vinalopó. Dentro del entramado de acequias y sifones, nuestro acueducto está localizado en la quinta elevación del tercer canal transversal y se considera la obra viva más representativa de todo el proyecto original. Estas infraestructuras también pertenecen a la compañía Riegos de Levante. Es un proyecto del ingeniero José María Serra Alonso del Real que realizó en 1.917 y se fue desmorando hasta su definitiva construcción en 1.923 inaugurándose por Alfonso XIII el 31.01.1923. Este mismo año ya se le conceden 2500 litros/segundo de caudal y en 1.924 se le autorizó la derivación del cauce del río Segura a la altura de Guardamar. Otra derivación se concede en 1.929 para los azarbes de Señor, Reina, Culebrina, Acierto y Mayayo. Se estima que ya desde el año en que se puso en funcionamiento tenía capacidad para riego que beneficiaba al 45% de tierras regables alicantinas. La toma de agua está localizada en la Presa del Molino de San Antonio, sobre el río Segura, en el municipio de Guardamar. Desde allí se dirige por medio de seis estaciones de bombeo principales y otras cinco secundarias para llevar aguas a varios municipios desde San Fulgencio hasta Crevillente. La financiación de este proyecto la realizó la banca francesa de Charles Louis Dreyffus al cual, declararon hijo predilecto en la ciudad de Elche.

Respecto a José María Serra (fallecido en 1.937) comentar que fue el ingeniero constructor y primer director del ferrocarril Alicante-Denia. También dirigió durante un tiempo la construcción de la mítica línea Alicante-Alcoy que no llegó a entrar en funcionamiento pero que nos ha dejado viaductos interesantes, algunos hoy recuperados como vías verdes en el entorno de Alcoy. También ejerció como ingeniero-jefe de la citada Real Compañía de Riegos de Levante.

Esta obra durante un tiempo era conocida popularmente como Puente de los Gitanos pues en los años 20 del siglo XX utilizaban sus arquillos como cubierta para sus chabolas en la barriada de La Teulera del Raval. También se le conoce como Puente de Riegos o Acueducto-Sifón.

Características de la obra actual:

Este acueducto tiene una longitud total de 150 metros hasta colectores de la estación de control. El tablero sobre arcadas es de 94,20 metros. Su trayectoria sobre cauce es ligeramente desviada con respecto a la curva del río aguas arriba. Se trata de una estructura “a la romana” con 19 vanos con bóvedas de cañón y arcos de medio punto. Sobre cauce tiene 11 arcos con luces de 4,20 metros y altura máxima hasta lámina de aguas de 12 metros. En estribos dispone de 4+4 arquillos con luces de 3 metros cada uno. Las pilas, con perímetro que disminuye en altura, son de canto tabicado y disponen de fuertes basas conformando bajos tajamares en cuña y espolones de cara redondeada. Toda la fábrica es de hormigón en masa y el chapado se hace con piedra arenisca en alguna zona y , en general, piedra artificial de muy buena factura que imita muy bien a la natural. Centrando la zona de estribos se construyen dos témpanos o torres cuadrangulares muy bien decoradas con arquillos ciegos y paneles de azulejo levantino con el escudo de la ciudad y la leyenda romana “Illici Augusta Colonia Inmunes”, actualmente en pésimo estado de mantenimiento. Los paramentos simulan una mampostería irregular aunque aplanada y con mortero en juntas destacado. En pilas se coloca mampostería irregular averrugada y aristones simulando sillería averrugada de borde liso o moldurado. Los arcos apoyan en un listel sobresaliente que imprime un aspecto decorativo interesante. Las bóvedas están recubiertas con un enlucido de mortero simulando dovelaje. Las boquillas, con dovelas de canto variable, a dos alturas y con un tono de piedra más claro, embellecen el conjunto. Bajo impostas, una serie de canecillos sencillos y sobre ella, la balaustrada de hormigón con calado geométrico. Sobre tablero reposa la gran tubería de hormigón con una entradilla en extremo izquierdo muy cutre realizada con ladrillo y cemento y una puerta de rejería oxidada.

Bajo algunos de sus arcos se han diseñado paseos -dentro del amplio proyecto de urbanización, canalización y ajardinamiento del cauce- aunque en este sector se aprecia mayor abandono. Esta estructura está recogida en el Plan General de 1.998 como protegida y debería procederse a una recuperación debido a su estado de abandono con severas grietas en cabecera derecha, bien por la empresa que explota sus aguas (Comunidad de regantes) o por la Administración provincial o local. Por demás, apuntar que, desde mi punto de vista, esta curiosa obra hidráulica está sometida a los excesos y exhibicionismo del puente atirantado contiguo, llamado Puente de la Generalitat, cuyo diseño para este lugar creo que es desafortunado.

Son muy interesantes las viejas fotografías del Archivo Loty: Concepción López, representante de la editora de fotografía de Charles Alberty Jeanneret fue coleccionando muchas de las instantáneas que realizó en ciudades españolas el fotógrafo portugués Antonio Passaporte, entre los años 1927 y 1936 para la empresa de Jeanneret y que aún podemos contemplar.

También cabe señalar que en los orígenes de las canalizaciones de regadío para esta zona se encuentran los proyectos de Próspero Lafarge de 1.911 que además del recrecido de la antigua presa de Elche, hizo el canal de desviación del Vinalopó, la acequia de Marchena, túneles y mucha pontonería entre la que se encuentran cuatro interesantes acueductos, algunos se pueden cazar aunque con mucha paciencia por la falta de indicaciones o información para llegar a ellos. (ROP año 1911 tomo 1849)

Para saber más: Muy interesante es la web “yporquenounblog.com” con buen despliegue fotográfico. También el blog “lamiradadeladama.blogspot.com” tiene información sobre este acueducto. Más técnico y preciso es el inventario titulado “Guía de Puentes de la provincia de Alicante” de varios autores, coordinado por Inmaculada Aguilar Civera y Miguel Aguiló Alonso, editado por la Generalitat Valenciana y la Universidad de Valencia en octubre de 2.012. Este trabajo también se refunde en otro más amplio de los mismos autores titulado “Guía de los puentes de la Comunitat Valenciana” editado por la Generalitat Valenciana en 2.016 donde se comenta esta obra en la ficha 70 correspondiente a los puentes de Elche y del Embalse de Elche. La web “todacolección.net” aporta viejas fotografías de esta obra. El artículo titulado “Riegos de Levante, Margen derecha del Segura” de Remedios Muñoz Hernández y Gregorio Canales Martínez, editado por Comunidad de Regantes, Salamanca, 2.011. También es interesante el artículo de Rafael Ramos Fernández titulado “Proyecto de trasvase de aguas de riego a Elche” publicado en 1.970 que he recogido de Dialnet.

Fuente: El Lobo Quirce


OBTENER PDF: LA RUINA DEL ACUEDUCTO DE RIEGOS DE LEVANTE EL PATRIMONIO ILICITANO POR LOS SUELOS


Be the first to comment on "LA RUINA DEL ACUEDUCTO DE RIEGOS DE LEVANTE EL PATRIMONIO ILICITANO POR LOS SUELOS"

Deja un comentario.