ESPECTACULAR ENTRADA DEL NUEVO OBISPO DE ORIHUELA-ALICANTE D. IGNACIO MUNILLA A LOMOS DE UNA MULA BLANCA

Cox, Orihuela y Alicante reciben al Señor Obispo

A Orihuela llega D. Ignacio Munilla a lomos de una mula blanca

Las tradiciones son signos de identidad de los pueblos, encierran un inmenso valor cultural, social y espiritual

Ayer sábado día 12 de febrero tuvo lugar la toma posesión en la diócesis de Orihuela-Alicante de su nuevo Obispo D. Ignacio Munilla, el protocolo previsto en este gran día comenzó en Cox, un hermoso pueblo de la provincia de Alicante.

En tiempos del Obispo Tormo se construyó en Cox un palacio episcopal donde el señor obispo pasaba épocas de descanso, de ahí viene que a partir de entonces cuando un obispo se dirigía a Orihuela a tomas posesión de su cátedra, una parada obligada era parar en Cox. Este hecho es identitario de Cox y para la localidad tiene un valor histórico y cultural de gran importancia, todo el pueblo se enorgullece y se esmera en que esta tradición perdure siglo a siglo.

El pueblo engalanado para este acontecimiento esperaba con ilusión a su obispo, le mostró su afecto en a su llegada, a lo largo del recorrido por las calles de la localidad y en los lugares que visitó, D. Ignacio Munilla quedó encantado y sorprendido por el la acogida recibida.

Sobre las 11:00 h. D. Ignacio Munilla llegó a Cox en compañía del Vicario General, D. Vicente,  se dirigió a la Parroquia de San Juan Bautista, fue recibido por los fieles que allí se encontraban, tanto a la entrada como en su interior, después de rezar ante la Virgen la coral Virgen del Carmen cantó alguna canción para darle la bienvenida, el párroco D. Vicente le transmitió el gran valor de su visita tanto cultural como espiritualmente.

Recibió como obsequio un hermoso cuadro de la patrona de Cox, la Virgen del Carmen.

En las palabras de agradecimiento D. Ignacio Munilla pudo comprobar el entusiasmo de Cox y ya allí, después de sus palabras concluyó con un Viva a la Virgen del Carmen de Cox. Firmó en el libro parroquial  y acto seguido se dirigió al ayuntamiento, firmó en el libro de honor y desde el balcón intercambiaron saludos el Señor Alcalde y el Señor Obispo, recibió como obsequio una reproducción en plata del Santuario de la Virgen del Carmen que posteriormente visitó. En el santuario rezó ante la Patrona y un miembro de la Mayordomía de la Virgen del Carmen le transmitió un cálido y entrañable saludo en nombre de todo el pueblo de Cox. D. Ignacio Munilla agradecido y sorprendido acabó sus palabras con otro Viva a la Virgen del Carmen de Cox.

Una vez concluidos estos actos se dirigió a los salones parroquiales, recibiendo el saludo y el calor popular, parándose a saludar a las personas impedidas, a los niños y familias. En los salones descubrió una placa conmemorativa y tuvo oportunidad de degustar el tradicional y típico arroz con costra. Después de la comida, sobre las 15:30 h. continuó su recorrido hacia Orihuela pasando por Callosa y Redován.

Hay que tener en cuenta que antiguamente los caminos y los medios de transportes para llegar a los lugares no son los mismos que los actuales. Se podían tardar varios días en llegar a Orihuela y ese es el motivo por el cual se hacían diferentes paradas en lugares señalados hasta llegar a lomos de una mula blanca hasta Orihuela.

Al llegar a Orihuela se le esperaba en el barrio de San  Antón, le esperaban el Deán de la Catedral de Orihuela y de la Concatedral de Alicante, el Vicario de la zona y varios miembros de la corporación municipal. En la Ermita del santo hizo una oración y después de refrescarse con una naranjada y degustar unos dátiles, a lomos de una mula blanca de dirigiró a las puertas de la ciudad.

En la Edad Media, la toma de posesión de su cargo en las diócesis, los obispos, tanto en España como en América, el recorrido hacia la catedral se hacía a lomos de una mula, esta tradición sólo se conserva y mantiene en las diócesis de Sigüenza y Orihuela-Alicante.

Esta tradición es de gran importancia en Orihuela, amante de sus tradiciones y costumbres se esmera en conservar, data del siglo XVI, en tiempos de Felipe II, cuando se constituye la diócesis de Orihuela-Alicante, todos los obispos han entrado en Orihuela de la misma forma, a lomos de una mula blanca. Desde el su primer obispo, el resto de los obispos como   fueron el Obispo Tormo, D. Victorio, D. Rafael Palmero, D. Jesús Murgüi, cumplieron con esta tradición, tradición patrimonio cultural e identitario de esta localidad. Orihuela y toda la diócesis lo vivieron de forma especial, con emoción y con cariño hacia D. Ignacio Munilla, hacia aquel que viene en nombre del Señor a hacerse cargo de esta diócesis, a ser la cabeza de esta iglesia particular de Orihuela-Alicante.

Cuando el Señor Obispo llegó montado en la mula blanca a las puertas de la Olma, las puertas de Orihuela, el pertiguero golpeó las puertas que estarán cerradas, al otro lado el Señor Alcalde dirá “¿Quién llama?”, el pertiguero contestará “El Señor Obispo que llega a la Ciudad de Orihuela”. En ese momento, al otro lado, los maceros abrieron las puertas de la ciudad y entró el Señor Obispo.

Se bajó de la mula,  saludó a la corporación municipal, canónigos, y demás estamentos civiles, religiosos militares que le esperan. Pudimos ver al Nuncio del Papa en España, Don Jesús Murgüi y a D. Francisco Conesa que en marzo será nombrado Obispo de Solsona.

Prosiguió desde este momento a pie el recorrido hasta llegar a la catedral, a lo largo del trayecto recibió el saludo caluroso de todas las gentes de Orihuela, de la Vega Baja y en general de toda la diócesis.

Recibió el saludo de diferentes grupos diocesanos, parroquiales, fieles en general, todos le aclamaban y entonaban cantos de bienvenida. Al llegar a la catedral le esperaban los cabildos catedralicios de la Catedral de Orihuela y de la Concatedral de San Nicolás de Alicante, obispos, cardenales, sacerdotes, religiosos y religiosas de vida consagrada, todos los fieles asistentes a la eucaristía de toma de posesión de su Cátedra  de D. José Igmacio Munilla.

El recinto de la catedral es pequeño para celebrar este acontecimiento tan importante, celebrar esta misa de toma de posesión y de acción de gracias, pero a lo largo del recorrido se instalaron pantallas para que todo el que lo desee pueda seguir el recorrido del Señor Obispo así como la misa en la catedral.

Hay que destacar que, aunque es singular, esperado y deseado el momento de la entrada del Obispo a lomos de la mula blanca, ese no es el momento más importante en la toma de posesión del Señor Obispo como administrador apostólico de la diócesis de Orihuela-Alicante. El momento cumbre es cuando se lea la Bula Papal, las palabras en nombre del Papa de su nombramiento y con su báculo se siente en la Cátedra, lugar asignado para el Señor Obispo. Una vez que se siente, a partir de ese momento será Obispo de la Diócesis de Orihuela Alicante.

Hoy domingo tiene lugar una misa de acción de gracias y de bienvenida a la otra sede episcopal, la Concatedral de San Nicolás en Alicante.

 

Crónica y Fotografías: Francisco Herrero / AFPRESS

 

GALERIA DE IMAGENES:


OBTENER PDF: ESPECTACULAR ENTRADA DEL NUEVO OBISPO DE ORIHUELA-ALICANTE D. IGNACIO MUNILLA A LOMOS DE UNA MULA BLANCA