AHSA ALEGA EN CONTRA DE LA INSTALACIÓN DEL MERCADO JUNTO AL RÍO VINALOPÓ

ADEMAS SE DEBE RETIRAR EL MERCADO PROVISIONAL DE LA ZONA VERDE

Imagen obtenida sobre la base del visor del ICV, en la que la parcela y el edificio del Mercado provisional aparecen grafiados en color rojo, figurando en color azul el corredor territorial (M.A. Pavón)

AHSA ha presentado alegaciones en contra de la recalificación de una parcela de más de 1.800 metros cuadrados de zona verde, junto al río Vinalopó, para convertir en emplazamiento  definitivo del Mercado Central de Elche la parcela que actualmente acoge el Mercado que se construyó de forma provisional en 2015. Esta modificación del Plan General propuesta por el Ayuntamiento de Elche ha sido sometida a consulta pública durante las primeras semanas de este año.

En las alegaciones presentadas se advierte que no se ha tenido en cuenta que los terrenos afectados están situados en un corredor fluvial que forma parte de la infraestructura verde regional de la Comunidad Valenciana, el corredor territorial asociado al río Vinalopó, que tiene una gran importancia a nivel provincial al conectar entre sí varias comarcas alicantinas. Advertimos que la reducción, en ese punto, de la anchura del corredor en un 12’5% afectará negativamente a su papel territorial y ecológico, no siendo en absoluto adecuado sustraer estos terrenos de su actual condición de zona verde, para menoscabar un corredor territorial de primer orden en el conjunto del territorio valenciano.

La inadecuación del cambio propuesto de calificación viene reforzada por otras dos afecciones que existen sobre la parcela. Por un lado, el más elevado nivel de peligrosidad de inundación, peligrosidad 1, que reconoce el Plan de Acción Territorial sobre prevención del Riesgo de Inundación en la Comunidad Valenciana (PATRICOVA), Plan cuyo articulado prohíbe una construcción como la del Mercado. Por otro lado, la parcela forma parte de la zona de policía del dominio público hidráulico, por lo que es preceptiva la autorización del organismo de cuenca, en este caso la Confederación Hidrográfica del Júcar, autorización de la que parece quererse prescindir pese a que es exigible para cualquier construcción, tenga carácter provisional o definitivo, que se pretenda ubicar en dicha zona de policía.

Además de las mencionadas afecciones ambientales, señalamos el impacto paisajístico que causaría, no solamente la consolidación del edificio del actual Mercado provisional, sino la posibilidad contenida en la modificación propuesta de construir un edificio de dos plantas y una altura de hasta 8 metros, cuando el Mercado provisional existente solo cuenta con planta baja. En este sentido hemos detectado que la documentación sometida a consulta soslaya el impacto sobre el paisaje circundante. Los terrenos ocupados por el edificio forman parte de la cornisa del espacio libre del río Vinalopó, desde la que se visualizan importantes monumentos de la ciudad de Elche: Basílica de Santa María y Palacio de Altamira.

En las alegaciones también solicitamos el inicio de un expediente de restauración de la legalidad urbanística para retirar el edificio del Mercado provisional, devolviendo a la zona afectada su carácter de espacio libre, al considerar que se ha vulnerado el vigente Plan General de Elche con la construcción sobre zona verde del actual Mercado provisional, que ahora se pretende consolidar mediante una modificación “a la carta” de la que el Ayuntamiento debería desistir.

Desde AHSA nos llama la atención la incongruencia de la propuesta municipal de sustraer un estratégico sector de la zona verde del río Vinalopó mientras se presentan propuestas de renaturalización de su cauce y laderas.

En la modificación del Plan General presentada por el Ayuntamiento se plantean también otros cambios que afectan a inmuebles del patrimonio arquitectónico de Elche, como el edificio protegido del antiguo convento de las Clarisas, cuyo uso público como equipamiento cultural se quiere cambiar a uso terciario para su privatización como hotel, o el edificio del Mercado Central, que por fin se protege aunque de forma insuficiente. Respecto a esos cambios hemos alegado para que el antiguo convento mantenga su actual uso público como equipamiento cultural y para que el Mercado Central tenga protección integral y un uso público que combine el de mercado en planta alta con el de museo en planta baja de los relevantes restos arqueológicos encontrados bajo el edificio y su entorno.

Fuente.: AHSA


OBTENER PDF: AHSA ALEGA EN CONTRA DE LA INSTALACIÓN DEL MERCADO JUNTO AL RÍO VINALOPÓ