Agentes de la Policía Local entrenan técnicas de arresto no lesivas en un curso organizado por la Jefatura ilicitana

– El objetivo, actualizar y perfeccionar conocimientos para “reducir e inmovilizar rápidamente a una persona con la mínima fuerza imprescindible” y así ofrecer “un servicio de mayor calidad a la ciudadanía”, explican el instructor Jaime Torrents y el jefe del cuerpo municipal, César Zaragoza

– El edil Ramón Abad define como una línea “estratégica y fundamental” de la Concejalía de Seguridad Ciudadana que los servidores públicos reciban la capacitación adecuada para su “desempeño diario en las calles del municipio” a fin de seguir siendo “una policía de proximidad, proactiva y cercana”

2022/02/18

Agentes de la Policía Local de Elche han recibido un curso de técnicas de arresto no lesivas en las instalaciones de la calle Mesalina. Organizado por la Jefatura, se enmarca en la llamada “defensa personal policial”, disciplina con la que servidores de la ley del mundo entero actualizan y perfeccionan sus aptitudes para “reducir e inmovilizar rápidamente a una persona con la mínima fuerza imprescindible utilizando, ajustándonos a derecho, los grilletes, la defensa reglamentaria y el bastón extensible”, según ha explicado el instructor federado Jaime Torrents, cinturón negro dan en diversas artes marciales.

Torrents, miembro del cuerpo ilicitano desde 1989, también es profesor del Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (IVASPE) en varias especialidades. Y en estos días ha impartido a sus compañeros de patrulla, desinteresadamente, lecciones sobre cómo hacer detenciones y traslados de manera limpia y eficaz, en pocos segundos. El secreto, practicar con regularidad los movimientos a fin de interiorizarlos y que, en escenarios reales, salgan automáticamente y sin estrés.

“Cuando alguien se siente amenazado incrementa su nivel de estrés y, por lo tanto, su agresividad. Con estas clases logramos disminuirlo y preparar a los agentes para afrontar situaciones de peligro”, ha señalado el docente, asegurando que gracias a la destreza adquirida en el tatami se vuelve más sencillo reconducir las intervenciones callejeras y así resolverlas satisfactoriamente. Sin desmerecer la importancia de la comunicación verbal y no verbal. “Usamos metodologías no lesivas porque nuestra labor es proteger”, ha recalcado.

El entrenamiento, celebrado con las pertinentes medidas higiénico-sanitarias, se ha asemejado a una convivencia dado el marcado ambiente de camaradería. Recién incorporados a la plantilla y veteranos han solventado dudas y problemas que suelen darse al tratar de controlar a elementos hostiles con los propios policías, con terceros o hasta con ellos mismos, repitiendo unas técnicas que de no ejecutarse correctamente podrían tener efectos contrarios a los deseados.

Además de ensayar por parejas para que llegado el momento cada agente asuma un rol durante la operativa y no se superpongan, uno de los ejercicios enseñados por Torrents ha sido el de doblegar a un adulto mediante una leve (y breve) presión en la muñeca con el bastón telescópico plegado. Su desarrollo con tino permite a un policía reducir sin emplear procedimientos más contundentes. Y aunque observando al experimentado maestro parece fácil, sin constancia no lo es.

“Aspiramos a perpetuar estos talleres de defensa personal policial dos veces a la semana, compaginándolos con las sesiones de tiro y sin perder de vista los temas legislativos y teóricos que hemos de manejar”, ha adelantado Torrents, incidiendo que la formación continua “es lo que funciona”.

En ese sentido, el jefe de la Policía Local, César Zaragoza, ha manifestado que con iniciativas como la descrita, incluida en los planes de formación continua de la Jefatura para “garantizar que las detenciones se produzcan bajo los principios de congruencia, oportunidad y proporcionalidad”, se mejora el trabajo policial con el objetivo de “ofrecer un servicio de mayor calidad a la ciudadanía”.

Por su parte, el edil Ramón Abad ha definido como una línea “estratégica y fundamental” de la Concejalía de Seguridad Ciudadana que los miembros de la Policía Local reciban la capacitación adecuada para su desempeño diario a fin de seguir siendo “una policía de proximidad, proactiva y cercana”. Y ello, ha indicado, no solo pasa por la habilidad con las técnicas de inmovilización no lesivas, sino por “la empatía, los buenos modales y la óptima aplicación de los cometidos de los agentes”.

Fundada en 1868, la Policía Local de Elche cuenta en la actualidad con casi cuatro centenares de efectivos que, solo en 2021, realizaron unas 140.000 actuaciones en todo el término municipal.


OBTENER PDF: Agentes de la Policía Local entrenan técnicas de arresto no lesivas en un curso organizado por la Jefatura ilicitana