El alcalde de Elche plantea en la comisión de las Cortes Valencianas cinco retos para que el calzado siga en la “vanguardia mundial”

  • Invertir en la cuarta revolución industrial, intensificar la internacionalización, un mayor tamaño de las empresas, apostar por la formación laboral e impulsar una estrategia de relocalización son las claves del futuro del sector zapatero, según Carlos González
  • Los miembros de la comisión, que tiene el objetivo de revisar el modelo de negocio para mejorar la competitividad de la industria zapatera, se reúnen en el Museo del Calzado de Elda, donde también ha comparecido el alcalde de Elda, Rubén Alfaro

2022/06/21

Invertir en la cuarta revolución industrial, intensificar la internacionalización, impulsar el crecimiento del tamaño de las empresas, apostar por la formación y el bienestar laboral y favorecer una estrategia de relocalización son los cinco retos planteados esta mañana por el alcalde de Elche, Carlos González, en la comisión de las Cortes Valencianas reunida en Elda, “para que el sector siga estando en la vanguardia mundial y pueda sortear las crecientes dificultades derivadas de la inestabilidad y de la volatilidad de los mercados”, según ha expresado el regidor ilicitano.

La “Comisión especial de estudio sobre la revisión del modelo de negocio para la mejora de la competitividad de la industria del calzado en la Comunidad Valenciana” se ha reunido esta mañana en el Museo del Calzado de Elda y ha contado también con la comparecencia del alcalde de esta ciudad, Rubén Alfaro.

Esta comisión tiene el objetivo de realizar una reflexión conjunta y compartida con trabajadores y expertos con el fin de buscar soluciones para un sector líder en producción y exportación en la Comunidad Valenciana. Con la reunión en Elda, las Cortes Valencianas descentralizan su actividad para acercarla más a los ciudadanos.

Ante la comisión han comparecido, entre otros, la presidenta de la Asociación Valenciana de Empresas del Calzado, Marian Cano; el presidente de la Asociación Española de Componentes del Calzado y Marroquinería, Manuel Román; así como miembros de asociaciones de aparadoras y trabajadores del calzado, de los sindicatos y de empresas como Pikolinos, Gioseppo o Unisa.

Los cinco retos

“Hablar de la industria 4.0 o de subirse a la cuarta revolución industrial, fuedamentada en la digitalización, significa que nuestras empresas deben implementar una serie de tecnologías que se encuentran actualmente cada vez más desarrolladas, entre las que cabría reseñar la robotización y automatización de procesos, el internet de las cosas, el aprendizaje automático, la sensorización de equipos, la impresión 3D o el Big Data”, ha explicado el alcalde ilicitano.

Por lo que respecta a la internacionalización, González ha propuesto un mayor esfuerzo de la Administración en esta estrategia, el respaldo a la búsqueda de nuevos mercados, la política de apoyo a la participación en ferias internacionales y el impulso de acuerdos comerciales.

En cuanto al crecimiento de tamaño de las empresas, González ha destacado que “ganar tamaño significa generación de economías de escala, tener más recursos para exportar y acceder a financiación más barata e incluso mejorar la fiscalidad, lo que lleva asociado por definición ganancias de productividad y, desde luego, aumento del empleo”.

“Hablar de formación y bienestar laboral como estrategia empresarial significa asumir que la mano de obra, los recursos humanos, es esencial para el futuro del sector. Es vital para continuar siendo una industria del calzado moderna y competitiva atraer talento y fidelizar a sus empleados y empleadas para garantizar el relevo generacional. La Generalitat tiene que culminar el proyecto pendiente del Centro Nacional de Referencia del Calzado para garantizar la adecuada formación de recursos humanos”, ha subrayado Carlos González.

El último reto, según el regidor ilicitano, es la relocalización industrial del calzado y de sus componentes. “Hay quienes piensan que existe, en este momento una oportunidad para la relocalización, para el retorno de las industrias. Factores como la reducción de los costes de producción aquí como consecuencia de la robotización, el incremento de costes laborales en China y las ostensibles diferencias de calidad y valor añadido constituyen una oportunidad para definir una estrategia autonómica de relocalización como la que, por ejemplo, impulsó Obama en EE. UU. en 2013”, ha planteado el responsable del Equipo de Gobierno Municipal.

Para avanzar en estos cinco retos, Carlos González ha propuesto como herramientas de trabajo la planificación estratégica, es decir, un Plan Estratégico de la Industria del Calzado Valenciana, y los Fondos Next Generation como financiación extraordinaria necesaria para acometer profundas transformaciones.

El alcalde ha matizado durante su intervención que la sostenibilidad y la innovación son dos conceptos clave que ya están interiorizados por el sector y ha respondido a las preguntas de los portavoces de los distintos partidos políticos. En sus respuestas, González apuntó la posibilidad de organizar una feria nacional del calzado en IFA o que el calzado ya dejado de ser el epicentro de la economía sumergida. Conjugar interés, reflexión y acción es fundamental para abordar el futuro de un sector en el que “el zapato es talento, ilusión, tradición esfuerzo y mucha valentía”, según ha destacado el alcalde de Elche.


OBTENER PDF: El alcalde de Elche plantea en la comisión de las Cortes Valencianas cinco retos para que el calzado siga en la “vanguardia mundial"