VUELAN LOS JÓVENES CHARRANES PATINEGROS DE PINET, MIENTRAS LOS CHARRANES COMUNES CONTINÚAN INCUBANDO

La temporada reproductora avanza rápido. La mayor parte de las parejas nidificantes de charranes patinegros de la colonia de larolimícolas de Pinet tienen ya a sus pollos volanderos. Los jóvenes patinegros crecidos a una velocidad vertiginosa gracias a una vigorosa y abundante dieta basada principalmente en peces cupleidos, una vez emplumados, rápidamente adquieren unas asombrosas habilidades de vuelo.

adulto cebando a un juv. en Pinet (S. Arroyo)

adulto cebando a un juv. en Pinet (S. Arroyo)

Joven charrán patinegro con ad. en la colonia de Pinet (S. Arroyo)

Joven charrán patinegro con ad. en la colonia de Pinet (S. Arroyo)

Pasando en pocos días de los saltos y el batir de alas a pequeños vuelos cortos sobre la colonia, que en ocasiones acarrean algún incidente al posarse en las cercanías de los nidos de los irascibles charranes comunes, y llegando finalmente a adquirir un asombroso control de vuelo, propio ya de charranes experimentados. A estos jóvenes les queda todavía la prueba más dura, aprender a conseguir alimento por ellos mismos, aunque contarán con la ayuda de sus atentos padres que durante varios meses continuarán con ellos.

Adulto con ceba en Pinet (S. Arroyo)

Adulto con ceba en Pinet (S. Arroyo)

Se ha registrado un mínimo de 64 pollos volanderos sobre el centenar de parejas reproductoras, además todavía se encuentran incubando al menos 18 nidos, no sabemos si nuevas parejas o se trata de puestas de reposición, por lo que es posible que el número pueda aumentar ligeramente. Una nueva generación de charranes patinegros que esperamos que, cuando alcancen la edad adulta, vuelvan a Pinet a nidificar, contribuyendo a la consolidación de este núcleo reproductor.

Adulto y juvenil de picofina en Pinet (S. Arroyo)

Adulto y juvenil de picofina en Pinet (S. Arroyo)

Nidos de charrán común en Pinet y juvenil de charrán patinegro (S. Arroyo)

Nidos de charrán común en Pinet y juvenil de charrán patinegro (S. Arroyo)

Las gaviotas picofinas, por su parte, hace ya varios días que muchos de sus jóvenes empiezan también a volar y a abandonar la colonia, siguiendo a sus progenitores piando incansablemente. Aunque para algunas especies la reproducción está en otra etapa, es el caso de los charranes comunes que un año más han retrasado varias semanas el inicio de la nidificación. Pese a las dudas iniciales sobre el número de parejas que llegarían a nidificar durante esta temporada, con más de 300 parejas en las salinas de Santa Pola y 120 en las de Torrevieja, la población reproductora de 2022 se mantiene dentro de unos márgenes razonables, dentro de la variabilidad anual de la especie. Estos últimos días hemos podido ver a los primeros pollitos asomándose a la vida bajo el pecho de su progenitor posado en el nido. Esperamos poder disfrutar durante las próximas semanas, viendo crecer a los jóvenes charranes comunes.

Fuente.: AHSA


OBTENER PDF: VUELAN LOS JÓVENES CHARRANES PATINEGROS DE PINET, MIENTRAS LOS CHARRANES COMUNES CONTINÚAN INCUBANDO