La Policía Local inspecciona una veintena de puestos de venta de pólvora para garantizar la seguridad durante las fiestas

– El edil de Seguridad, Ramón Abad, destaca la colaboración estrecha de los establecimientos para hacer un uso correcto de los más de 5.000 kilos de pólvora que se lanzarán hasta el día 13

– La concejala de aperturas, Ana Arabid, hace un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía en el uso de los productos pirotécnicos para disfrutar de las fiestas sin incidentes

2022 08 09

El edil de Seguridad Ciudadana, Ramón Abad, y la concejala de Aperturas, Ana Arabid, han acompañado esta mañana a la Policía Local de Elche en una de las inspecciones que estos días se están llevando a cabo para el control de venta, transporte, manipulación y almacenamiento de productos pirotécnicos. Una labor que están llevando a cabo las patrullas de la Unidad de Establecimientos y Actividades de la Policía Local al frente de la cual está el inspector José Antonio Corrales y que también se encarga de la supervisión de los espectáculos pirotécnicos que se llevan a cabo durante las Fiestas Patronales.

Tal y como ha explicado Ramón Abad, estos controles dieron comienzo el 1 de agosto y se prolongarán hasta el 13 d este mismo mes.

“Hay que resaltar la estrecha colaboración con los empresarios del sector, lo que facilita que todo salga bien”, ha señalado el concejal, quien ha destacado que los locales autorizados cumplen con todas las normas y con las obligaciones que derivan de la venta de pólvora.

“Según los datos que facilitaron los vendedores, tanto en 2020 como en 2021, se vendieron alrededor de 1.500 kg netos de pólvora, cada año. Hay que tener en cuenta que ambas campañas estuvieron marcadas por la suspensión de la Nit de L’Albà y la crisis sanitaria por la pandemia Covid. En la campaña del año 2019, se vendieron en torno a 5000 Kg Netos de Pólvora. Cantidad más acorde con la normalidad que seguramente superaremos en este año 2022”, ha apuntado el responsable de Seguridad Ciudadana.

El edil ha señalado que la labor consiste en una sistemática revisión de los locales de venta para comprobar si cumplen con la correspondiente autorización de venta por parte de Aperturas, así como otras cuestiones como la correcta disposición y puesta a la venta de los productos pirotécnicos; la catalogación de los productos y perfecto estado de los mismo; el correcto almacenamiento de los productos en los polvorines; la comprobación de las medidas de seguridad (sistemas de extinción de incendios, puertas de emergencia, señalización de emergencia, etc.); el cumplimiento de los aforos de los establecimientos; la posible venta de productos a menores de edad que no pueden adquirir el producto; la comprobación de los vehículos en los que se puedan estar transportando artificios pirotécnicos y el correcto almacenamiento de los artificios en los polvorines, sin superar el límite de material permitido por la licencia.

Tal y como ha explicado Abad, “gracias a estos controles y a la estrecha colaboración con los dueños de los establecimientos y a otras medidas adoptadas podemos decir a día de hoy que Elche ha dejado de ser noticia por el número de heridos y quedamos y lo es por una esplendorosa Nit de l’Albà en la que todo el pueblo ilicitano participa activamente”.

Más puntos de venta

Por su parte, la edil de Aperturas, Ana Arabid, ha explicado que “este año hay 13 puestos permanentes y 6 casetas portátiles, lo que hace un total de 19 establecimientos, repartidos por todos los barrios de la ciudad”.

Este año se ha duplicado el número de casetas portátiles instaladas respecto a 2019, último año en el que se celebró la Nit de l’Albà antes de la pandemia.

La concejala ha hecho un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía en el uso de los productos pirotécnicos para disfrutar de las fiestas con seguridad.

 


OBTENER PDF: La Policía Local inspecciona una veintena de puestos de venta de pólvora para garantizar la seguridad durante las fiestas