Elche apuesta por una atención integral a las víctimas de violencia de género, se incrementa el personal del SAIM y Casa de la Dona.

El Ayuntamiento de Elche ha dado un paso adelante en la lucha contra la violencia de género con la ampliación del personal y los servicios en dos centros clave: el Servicio de Atención Integral a la Mujer (SAIM) y Casa de la Dona. Esta medida, impulsada por la Concejalía de Mujer, responde a la necesidad de ofrecer una atención más amplia y de mayor calidad a las mujeres que sufren violencia machista en el municipio.

Las cifras de 2023 son alarmantes: 870 casos de maltrato atendidos por la trabajadora social del SAIM, 432 mujeres víctimas de violencia de género asistidas por la psicóloga del servicio y 135 casos activos de teleasistencia. Ante esta realidad, la concejala de Mujer, Caridad Martínez, ha calificado los datos como “preocupantes” y ha asegurado que “hay que atajar esta lacra con todos los medios que tengamos a nuestro alcance”.

Para ello, el SAIM se ha reforzado con una nueva psicóloga que permitirá realizar atenciones individualizadas y terapias grupales, una opción que hasta ahora no era posible con una sola profesional. Marga Galiano, coordinadora de Acción Social, ha destacado la importancia de esta ampliación: “estamos apostando por los grupos terapéuticos, con la posibilidad de ampliar a grupos de habilidades sociales, autoestima o de dependencia emocional para personas que sufren algún tipo de violencia”.

Por su parte, Casa de la Dona también ha visto incrementado su personal con una nueva promotora de igualdad. Esto permitirá aumentar la oferta de talleres formativos, incluyendo cursos de prevención de violencia digital o sexual y talleres de promoción de la igualdad en colegios e institutos, adaptándose a las edades de los participantes.