Concentración en Elche en Solidaridad con las Personas Mayores en Palestina

Elche, 5 de julio de 2024 – Esta noche, a las 22:00 horas, la Plaza Eres de Santa Lucía en Elche se llenó de luces y personas solidarias en una emotiva concentración organizada por el Colectivo de la Plataforma de Personas Refugiadas de Elche.

La protesta tenía como objetivo visibilizar la grave situación de las personas mayores en Palestina, quienes, en medio del conflicto bélico, sufren una alarmante falta de atención y cuidados.

Los asistentes, portando pancartas y escritos, se reunieron alrededor de velas colocadas en el suelo, creando un ambiente de reflexión y solidaridad. Las pancartas llevaban mensajes contundentes que denunciaban las injusticias cometidas contra el pueblo palestino, especialmente hacia aquellos en situación de dependencia que no están recibiendo la atención necesaria.

Durante la concentración, los participantes se dedicaron a hablar con los transeúntes, explicando la difícil situación que enfrentan las personas mayores en Palestina. “Es una realidad que no podemos ignorar. Estas personas necesitan especial atención y cuidados, y no los están recibiendo debido a la guerra”, comentó uno de los organizadores.

La protesta no solo buscaba sensibilizar a la comunidad local sobre esta problemática, sino también enviar un mensaje de apoyo y esperanza a las personas mayores en Palestina. “Queremos que sepan que no están solos, que desde aquí estamos luchando por sus derechos y su dignidad”, añadieron los organizadores.

La concentración concluyó con un minuto de silencio en honor a todas las personas mayores que sufren las consecuencias del conflicto, seguido de un aplauso colectivo que resonó en toda la plaza, simbolizando la unión y la fuerza de la comunidad en la lucha por la justicia y la paz.

Esta manifestación es un recordatorio de la importancia de la solidaridad internacional y de la necesidad de seguir alzando la voz por aquellos que no pueden hacerlo. Las personas mayores en Palestina merecen vivir con dignidad y recibir los cuidados que necesitan, y es responsabilidad de todos trabajar para que esto sea una realidad.

Crónica, vídeo y fotografías: Alberto Carrillo / AFPRESS