Nacen más de 1.400 bebés en el Hospital Universitario del Vinalopó en 2021

  • El Hospital Universitario del Vinalopó es el segundo centro de la provincia de Alicante en número de partos y tercero de la Comunidad Valenciana
  • Durante el pasado año, se ha atendido 40 partos más que el año anterior. Además, la tasa de cesáreas se sitúa en el 19.4%, frente al 21% de cesáreas realizadas en 2020.
  • A raíz de la pandemia, el centro ofrece visitas virtuales a paritorio para mujeres embarazadas con la finalidad de reducir el estrés y aportar tranquilidad a las mujeres gestantes

Elche – 3 de febrero de 2022   El Hospital Universitario del Vinalopó, del grupo sanitario Ribera, ha atendido durante el pasado año 1.399 partos, lo que ha supuesto un total de 1.416 nacidos. Un dato que rompe con la tendencia de los últimos años ya que durante 2021 se ha registrado 40 partos más respecto al año anterior.

La tasa bruta de cesáreas se sitúa en 19.4%, frente al 21% del año anterior. “Si desglosamos este dato, la tasa de cesáreas en partos de alto riesgo es del 26.8%, mientras que baja al 6.7% en partos de bajo riesgo”, apunta el Dr. Rubén Betoret, jefe de servicio de Ginecología y Obstetricia.

En cuanto a los partos, el 6.9% del total de partos ha sido instrumentados y el 73.7% eutócicos. “Durante el pasado año ha aumentado la afluencia de partos de pacientes de fuera del área principalmente de los departamentos de Orihuela, Elda y Hospital General Universitario de Elche, llegando a suponer más del 17% del total de la actividad”, continúa Betoret.

Por lo que respecta a la tasa de episiotomía, es decir, cirugía menor que ensancha la abertura de la vagina durante el parto, en parto eutócico se sitúa en el 4.1% mientras que el desgarro perineal de tercer grado en partos vaginales es del 0.7%.

“El 78.65% de los partos durante el 2021 se realizó bajo anestesia epidural, estando garantizada para aquellas mujeres que lo soliciten

Cabe recordar que el Hospital dispone de 8 salas de dilatación, parto y recuperación individuales y equipadas con la última tecnología.  Los monitores de cada uno de los paritorios se centralizan y visualizan fuera de estas salas, con el objetivo de favorecer la comodidad y la intimidad de la madre y de su acompañante durante todo el proceso y garantizar la seguridad clínica tanto del feto como de la madre.

En este sentido, el Hospital del Vinalopó ofrece a las mujeres ingerir líquidos durante la fase de dilatación, una decisión consensuada con el servicio de anestesia y que ha tenido muy buena acogida entre las madres. Además, gracias a la utilización de aparatos de control fetal inalámbricos se favorece la movilidad total de las mujeres, posibilitando incluso el ejercicio físico con colchonetas y pelotas.

Otra de las principales ventajas es la cama articulada del paritorio que permite a la mujer dar a luz en la postura que ella escoja.  Destacar que una vez iniciada la lactancia materna en el propio paritorio, la madre es trasladada a la planta de hospitalización, también a una habitación individual, donde recibe la visita de los profesionales que asistieron el parto y donde es atendida por el personal de enfermería. La tasa de lactancia materna al ingreso es del 80.5%.

En este sentido, las embarazadas pueden escoger el aroma, el tono de luz e incluso la música que desean escuchar durante el proceso de dilatación y el parto. Se favorece el papel del acompañante, la realización de ejercicios en la sala de dilatación y la aplicación de la anestesia epidural está garantizada, siempre y cuando no haya ninguna contraindicación. Además, aquellas embarazadas que lo deseen, pueden conocer la sala donde darán a luz de forma previa en una visita guiada al hospital.


OBTENER PDF: Nacen más de 1.400 bebés en el Hospital Universitario del Vinalopó en 2021