Un pequeño mercadillo de atxes se ha instalado esta mañana en la Plaza Baix

En Elche todas las noches del 5 de enero es tradición en Elche que antes de irse a la cama los niños enciendan sus hachas y las agiten al viento indicando así a los Reyes Magos dónde están sus hogares para que estos sepan dónde dejar los regalos durante la noche.

La tradición de “Les Atxes” consiste en la quema de hachas (antorchas confeccionadas con elementos procedentes de la poda de las palmeras) por parte de los niños la noche del 5 de enero delante de las puertas de sus casas para mostrar a los Reyes Magos el camino hacia las mismas.

Esta costumbre que estuvo a punto de desaparecer hace unos años, ha retornado con fuerza e incluso se organiza talleres para que los niños creen sus propias “atxes”

Las hachas están fabricadas artesanalmente con restos de palmera con una palma seca se eliminan varias hojas de la base para formar una empuñadura. Posteriormente se van enrollando desde la base hacia la punta los cedazos (sedassos), que son fibras vegetales sobrantes de los troncos de las palmeras. Los cedazos se atan uno a uno a la rama con cuerdas de fibra vegetal formando una antorcha natural

Foto AFPRESS/ Paco Ciclón


OBTENER PDF: Un pequeño mercadillo de atxes se ha instalado esta mañana en la Plaza Baix