El Ayuntamiento colabora en un programa para la reinserción de condenados por violencia de género con el fin de evitar que reincidan

Anuncios

El acuerdo entre el Consistorio ilicitano y la Secretaría de Instituciones Penitenciarias contempla la intervención con hombres cuya pena no implica prisión y el objetivo es que no vuelvan a delinquir contribuyendo así a frenar la lacra de la violencia machista

Tras las evaluaciones hechas entre los hombres que han pasado por este programa se constata que al año de haber participado en el mismo reinciden en un 6,8%, cifra que contrasta con el 30% de reincidencia entre los condenados que no han participado en este proyecto 

2023 02 24

El Ayuntamiento de Elche ha llegado a un acuerdo para colaborar con la Secretaría de Instituciones penitenciarias del Ministerio del Interior en un programa de intervención para agresores de violencia de género en medidas alternativas (PRIA-MA). Condenados cuyas penas no implican cárcel.

Esta mañana se ha firmado el acuerdo en el Consistorio ilicitano. Por parte del Ayuntamiento han asistido el alcalde, Carlos González y el edil de Derechos Sociales, Mariano Valera, y por parte del Ministerio del Interior la subdirectora general de Medio Abierto y Penas Medidas Alternativas, Guadalupe Rivera; la subdirectora, Laura Negredo; el director del centro penitenciario Fontcalent y los representantes de Obra Mercedaria, Mariola Ballester, y de ASIDALI, Galo Manuel Sánchez.

“Quiero poner de manifiesto nuestra satisfacción por la firma de este acuerdo al que otorgamos una singular importancia, ya que va a permitir poner en marcha un programa de intervención dirigido a agresores de violencia de género, en situación de medidas alternativas (no están condenados a prisión)”, ha destacado el alcalde, quien ha añadido que “este acuerdo es de una gran utilidad social ya que se trata de un instrumento más en la lucha contra la lacra social que es la violencia machista”.

Según ha explicado el alcalde, el objeto del acuerdo es poner en marcha un programa de intervención dirigido a agresores de violencia de género en situación de medidas alternativas y a cumplir un mandato legal que establece que el tratamiento penitenciario tiene que estar dirigido a la reinserción y a la reeducación de los penados, algo que es fundamental para la propia prevención de la violencia de género, una de las prioridades del Gobierno Local.

Por su parte, Guadalupe Rivera ha agradecido la “responsabilidad social” del Ayuntamiento de Elche por su participación en este programa.

Rivera ha sido tajante al asegurar que “la erradicación de la violencia de género pasa necesariamente por la intervención con el maltratador”.

La responsable de Instituciones Penitenciarias ha explicado que “si durante el tiempo de condena -tanto en el interior de una prisión (por condena grave), como fuera de ella por medidas alternativas (condena más leve) no interviniéramos con él, además de no cumplir con el mandato constitucional de la rehabilitación, las motivaciones que le llevaron a cometer ese delito quedarían intactas”.

“Los programas con los que trabajamos tiene una base científica, están basados en la evidencia y están diseñados para la intervención en aquellos factores que están relacionados con el delito: actitudes machistas, las cogniciones, la prevención de la recaída…”, ha destacado Rivera, quien ha añadido que “estos programas están dando unos resultados muy buenos y la sociedad lo tiene que conocer”.

En este sentido, Laura Negredo ha apuntado que Instituciones Penitenciarias lleva trabajando con hombres maltratadores desde el año 2000. ”Desde entonces se han desarrollado diferentes programas en base a lo que la ciencia nos ha marcado. Tras las evaluaciones hechas entre los hombres que han pasado por este programa se constata que al año de haber participado en el programa reinciden en 4,6% de los hombres; a los cinco años aumenta al 6,8%, cifras que contrastan con las que dicen que los hombres que no han participado en estos programas reinciden en un 30% de los casos”.

Mariano Valera, ha explicado que a través de este acuerdo el Ayuntamiento va a ceder espacios para la realización de estos programas de intervención, así como el personal necesario, caso de una psicóloga junto con personal de Atención Primaria básica.

El programa de intervención tendrá una duración de diez meses y en el mismo participarán un grupo de 15 hombres.