El PSOE de Elche intensifica la presión para la retirada de la Cruz de los Caídos

Anuncios

El PSOE intensifica su campaña para la eliminación de la Cruz de los Caídos en Elche, elevando el tema a las Cortes Valencianas. La oposición socialista ha registrado una Proposición No de Ley (PNL) exigiendo a la Generalitat que presione al Ayuntamiento para cumplir con la retirada del símbolo franquista, que incumple la Ley de Memoria Democrática. Además, advierten al equipo de gobierno liderado por el alcalde Pablo Ruz del riesgo de enfrentarse a una multa de 170.000 euros por violar la normativa autonómica y nacional.

Mercedes Caballero, diputada autonómica y portavoz de Memoria Democrática, ha destacado la importancia de hacer cumplir la ley, insistiendo en la necesidad de ejecutar el proyecto de reforma que contempla la eliminación de la cruz de la plaza. Los socialistas instan a la Generalitat a tomar medidas para garantizar el cumplimiento de la normativa, haciendo un llamado a la responsabilidad del Partido Popular para que respalden esta iniciativa.

La propuesta del PSOE cuenta con el respaldo de varios diputados, entre ellos Ramón Abad y Maite García, quienes han subrayado que esta PNL es solo el primer paso en la lucha por la retirada del monumento. En caso de que esta iniciativa no prospere, los socialistas están dispuestos a explorar otras vías, incluso recurriendo al Gobierno central.

La disputa sobre la permanencia de la Cruz de los Caídos en Elche ha generado un intenso debate político y social. Mientras el equipo de gobierno defiende el monumento como un símbolo religioso y de concordia, los socialistas y otros sectores consideran que su presencia es incompatible con los principios democráticos y la memoria histórica del país.

El PSOE insiste en que el incumplimiento de la ley, especialmente en temas sensibles como la memoria histórica, no puede ser tolerado. La retirada de la cruz es vista como un paso crucial hacia la reconciliación y el respeto a las víctimas del franquismo, así como un acto de justicia para con aquellos que lucharon por la democracia y los derechos humanos.

La presión sobre el Ayuntamiento de Elche para cumplir con la retirada de la cruz continuará, con el PSOE comprometido a seguir luchando por la aplicación de la ley y el respeto a la memoria democrática del país.