Detenido en Elche un hombre por un delito contra la salud pública y falsedad documental

Anuncios

Desarticulada red de falsificación de recetas médicas

La Policía Local de Elche ha logrado desmantelar una peligrosa red de falsificación de recetas médicas privadas, culminando en la detención de un individuo de 30 años por delitos contra la salud pública y falsedad documental. El arresto se produjo durante labores de vigilancia y prevención en la zona de Carrús, donde los agentes detectaron un vehículo actuando de manera sospechosa ante su presencia.

La intervención de los agentes fue crucial para interceptar al individuo y proceder con un registro tanto de los sospechosos como del vehículo en cuestión. Durante la inspección, se descubrieron cinco botellas del medicamento Toseína en solución oral en el suelo del automóvil, afirmadas por uno de los hombres como suyas, bajo el pretexto de ser utilizadas para conciliar el sueño. Sin embargo, lo más alarmante se encontraba en un compartimento oculto, asegurado con varios tornillos, donde se halló un considerable número de recetas médicas privadas del mismo medicamento.

Las sospechas de fraude se confirmaron al observar graves errores ortográficos en las recetas, atípicos en documentos oficiales. Por ejemplo, palabras como “medicina” se encontraban escritas como “medicana”, y “colegiado” como “coleglado”, indicios evidentes de manipulación ilegal.

Para verificar la autenticidad de las recetas, los agentes se dirigieron a una farmacia local, donde el personal corroboró las irregularidades y confirmó que las recetas eran falsas. Además, se contactó telefónicamente con la doctora cuyo nombre aparecía en los documentos. La profesional, que nunca había ejercido en la provincia de Alicante y trabajaba exclusivamente para la Seguridad Social, denunció el uso fraudulento de su sello colegiado para la obtención ilícita de medicamentos.

Este caso pone de relieve la importancia de la labor policial en la protección de la salud pública y la lucha contra la falsificación de documentos. La colaboración entre las autoridades, las instituciones sanitarias y el personal farmacéutico ha sido fundamental para desarticular esta red criminal y prevenir posibles riesgos para la salud de la población.