Cirugía Torácica del Hospital Universitario del Vinalopó reduce en un 20% las complicaciones postquirúrgicas gracias al Fast Track

Anuncios

  • Los pacientes con cáncer de pulmón entran en un programa integral de recuperación para cirugías de cáncer de pulmón que abarca desde la fase prequirúrgica hasta el alta
  • Este protocolo permite reducir la estancia media a la mitad, reducir el dolor y mejorar la movilidad postquirúrgica

Elche – 27 de febrero de 2024   La cirugía torácica ha experimentado importantes avances en los últimos años relacionados con la prevención, la cirugía y el manejo de las complicaciones relacionadas con el procedimiento. Todo esto ha permitido mejorar los resultados clínicos de los pacientes sometidos a este tipo de intervenciones.

El servicio de cirugía torácica del Hospital Universitario del Vinalopó, del grupo sanitario Ribera, cuenta con un protocolo Fast Track que ha permitido mejorar la seguridad de los procesos quirúrgicos. “Los pacientes operados de cáncer de pulmón requiere de una cirugía mayor con ingreso postquirúrgico en cuidados intensivos y con una estancia media de unos cinco días”, explica el Dr. Córcoles, jefe del servicio.

Gracias a la implantación del protocolo Fast Track, o protocolo de recuperación precoz, permite reducir las complicaciones postoperatorias en un 20% y reducir la estancia media a la mitad. Esto es gracias a un programa integral que abarca desde la fase prequirúrgica hasta el alta hospitalaria dirigido a mejorar la recuperación después de la intervención quirúrgica.

Juan Manuel Corcoles, jefe de Cirugía Torácica

“El procedimiento combina la educación del paciente antes de la intervención, la cirugía mínimamente invasiva, y la asistencia postoperatoria (sondas, drenajes, etc.), con el fin de evitar complicaciones, evitar el ingreso en UCI, potenciar la pronta recuperación del paciente y, reducir la estancia hospitalaria”, explica el jefe de servicio.

Este protocolo comienza tres semanas antes de la intervención quirúrgica cuando, en consulta se ofrece al paciente información sobre higiene del sueño, alimentación y un programa de fisioterapia respiratoria. Además, se les ayuda a dejar el tabaco, en caso de que así se requiera. “Todo este trabajo previo nos permite el alta precoz de los pacientes que, tras la cirugía, comienzan antes con la movilización y manifiestan una reducción considerable del dolor postquirúrgico”.

Dentro del Fast Track, además, el cirujano realiza una consulta telefónica pre quirúrgica con el objetivo de resolver cualquier duda ante la intervención, así como de evaluar el seguimiento del adiestramiento de la fisioterapia respiratoria.