VIRUS DE HEPATITIS A DETECTADA EN 1500 KG DE FRESAS PROCEDENTES DE MARRUECOS

Anuncios

Las autoridades españolas han detectado la presencia de virus de la hepatitis A en un lote de fresas procedentes de Marruecos, lo que ha generado una alerta sanitaria y una investigación para determinar el origen y el alcance de la contaminación.

Según informó el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF) de la Unión Europea, el pasado 4 de marzo se notificó un riesgo serio por la presencia de este virus en fresas marroquíes que han entrado desde Algeciras. El RASFF no ha especificado el destino de la fruta afectada, ni si había llegado a los consumidores.

La hepatitis A es una enfermedad infecciosa que afecta al hígado y que se transmite por vía fecal-oral, es decir, por el consumo de alimentos o agua contaminados con heces de personas infectadas. Los síntomas más comunes son fiebre, malestar, pérdida de apetito, diarrea, náuseas, dolor abdominal, ictericia y orina oscura. La mayoría de los casos se resuelven sin complicaciones, pero en algunos puede provocar una insuficiencia hepática aguda que requiere hospitalización o trasplante.

La vacunación es la medida más eficaz para prevenir la infección por hepatitis A, con una sola vacuna es suficiente para crear inmunidad, pero no está incluida en el calendario vacunal de forma rutinaria en España. Solo se recomienda a los grupos de mayor riesgo, como viajeros a zonas endémicas, personas con enfermedades hepáticas crónicas, hombres que tienen sexo con hombres o usuarios de drogas inyectables.

La posible causa de la contaminación de las fresas de Marruecos es el riego con aguas residuales, una práctica que se ha denunciado en varias ocasiones por parte de organizaciones agrarias y ecologistas. Según un informe de la ONG Human Rights Watch, el uso de aguas fecales sin tratar para el riego agrícola es frecuente en el país vecino, lo que supone un riesgo para la salud de los trabajadores, los consumidores y el medio ambiente.

Las autoridades sanitarias españolas han activado los protocolos de vigilancia y control para evitar que las fresas contaminadas lleguen al mercado o se consuman. Asimismo, han recomendado a los ciudadanos que extremen las medidas de higiene al manipular y consumir frutas y verduras frescas, lavándolas bien con agua potable y evitando el contacto con otros alimentos que puedan estar contaminados.

Crónica: AFPRESS

Fotografías: Wikipedia